Felipe Aldana

$400 / 23 x 17 / 274p / /
ISBN: 987-9267-10-9Poesía Fragmento
Prensa
Nació el 21 de febrero de 1922 en Máximo Paz, en el sur de Santa Fe, donde su padre trabajaba como farmacéutico. Más tarde la familia se mudó a Rosario. Allí, una maestra de la escuela en la que Aldana terminó la primaria descubrió que el niño no veía bien: tenía una rara malformación para la que no existía tratamiento en la Argentina. A los quince años viajó entonces con su padre a Budapest, uno de los pocos lugares en el mundo donde se experimentaba con lentes de contacto que podían aliviar su problema. Felipe se entusiasmó: “Hoy que tengo los vidrios veo todo más brillante”, le escribió a su madre desde Europa, pero solo le sirvieron un tiempo y la discapacidad se agravó. En los 40 se acercó a la Unión Socialista Libertaria, fundó con un grupo de amigos el Retablillo de Títeres de Don Cristóbal Calabazas y comenzó a destacarse en la vida literaria rosarina, tanto por su poesía —que no respondía a los cánones de la época— como por su atractiva y polémica personalidad. En 1947 visitó Rosario el poeta español León Felipe quien, después de escuchar a Aldana leer “Versos de juntadotes”, lo alentó a que publicara sus poemas. Un poco de poesía apareció en 1949 y fue, finalmente, el único libro publicado en vida del autor. Para esa misma época escribió la novela Nadie es responsable (inédita hasta 2015, cuando la publicó Río Ancho ediciones, de Rosario), se vinculó al movimiento estudiantil, dio conferencias, participó en recitales y leyó en público una de sus obras más singulares, el “Poema materialista”. Pero algunas manifestaciones aisladas de desorden mental que había sufrido ya antes de la aparición de Un poco de poesía empezaron a volverse regulares y cada vez más graves. En 1951, un médico en su tiempo tan prestigioso como cuestionado decidió practicarle una lobotomía. Según los testimonios más cercanos, Aldana quedó “como anulado” y empezó a tomar alcohol. Aun así siguió escribiendo, empezó a estudiar abogacía en Santa Fe y abandonó su práctica política filoanarquista para acercarse al radicalismo. En 1963 publicó por última vez un poema. Murió de cirrosis el 31 de diciembre de 1970, a los 48 años.
Nació el 21 de febrero de 1922 en Máximo Paz, en el sur de Santa Fe, donde su padre trabajaba como farmacéutico. Más tarde la familia se mudó a Rosario. Allí, una maestra de la escuela en la que Aldana terminó la primaria descubrió que el niño no veía bien: tenía una rara malformación para la que no existía tratamiento en la Argentina. A los quince años viajó entonces con su padre a Budapest, uno de los pocos lugares en el mundo donde se experimentaba con lentes de contacto que podían aliviar su problema. Felipe se entusiasmó: “Hoy que tengo los vidrios veo todo más brillante”, le escribió a su madre desde Europa, pero solo le sirvieron un tiempo y la discapacidad se agravó. En los 40 se acercó a la Unión Socialista Libertaria, fundó con un grupo de amigos el Retablillo de Títeres de Don Cristóbal Calabazas y comenzó a destacarse en la vida literaria rosarina, tanto por su poesía —que no respondía a los cánones de la época— como por su atractiva y polémica personalidad. En 1947 visitó Rosario el poeta español León Felipe quien, después de escuchar a Aldana leer “Versos de juntadotes”, lo alentó a que publicara sus poemas. Un poco de poesía apareció en 1949 y fue, finalmente, el único libro publicado en vida del autor. Para esa misma época escribió la novela Nadie es responsable (inédita hasta 2015, cuando la publicó Río Ancho ediciones, de Rosario), se vinculó al movimiento estudiantil, dio conferencias, participó en recitales y leyó en público una de sus obras más singulares, el “Poema materialista”. Pero algunas manifestaciones aisladas de desorden mental que había sufrido ya antes de la aparición de Un poco de poesía empezaron a volverse regulares y cada vez más graves. En 1951, un médico en su tiempo tan prestigioso como cuestionado decidió practicarle una lobotomía. Según los testimonios más cercanos, Aldana quedó “como anulado” y empezó a tomar alcohol. Aun así siguió escribiendo, empezó a estudiar abogacía en Santa Fe y abandonó su práctica política filoanarquista para acercarse al radicalismo. En 1963 publicó por última vez un poema. Murió de cirrosis el 31 de diciembre de 1970, a los 48 años. Prensa

$400 / 23 x 17 / 274p / /
ISBN: 987-9267-10-9Poesía Fragmento