María Teresa Gramuglio

$250 / 24x18 / 140p / /
ISBN: 978-987-3962-08-0Ensayo
$350 / 23.5 x 17 / 400p / Ilustración 300gr / Boockcel 80gr
ISBN: 978-987-1912-09-4Ensayo Comprar
Prensa
Hizo la primaria en una escuela pública provincial y la secundaria en el Superior de Comercio. Entre 1957 y 1963 cursó la carrera de Letras en la entonces llamada Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias del Hombre de la Universidad Nacional del Litoral, donde se relacionó con figuras del ámbito universitario como Tulio Halperín Donghi, David Viñas, Adolfo Prieto, Ramón Alcalde y, entre los graduados y estudiantes, Gladys Onega, Laura Milano, Josefina Ludmer y Norma Desinano. Al mismo tiempo, frecuentó los bares en los que se reunían habitualmente escritores y artistas como Aldo Oliva, Daniel Wagner, Noemí Ulla, Rafael Ielpi, Jorge Conti, Rubén Sevlever, Carlos E. Saltzmann, Aldo Beccari, Luis Ortolani, Juan José Saer y Juan Pablo Renzi, con quien se casó en 1967. Entre 1964 y 1966 ocupó diferentes cargos docentes en la Facultad de Filosofía y Letras, a los que renunció tras la intervención de las universidades después del golpe militar de Onganía. A partir de entonces comenzó a trabajar en la docencia media y terciaria en escuelas de Rosario, Villa Constitución y San Nicolás. De 1966 datan sus primeras colaboraciones en la revista rosarina Setecientosmonos. Vinculada a la vanguardia estética y política de la época, en 1968 participó de Tucumán Arde, de cuyo manifiesto fue coautora con Nicolás Rosa. En 1975, junto a otros profesores universitarios, fue amenazada de muerte por la Triple A, por lo cual se trasladó a Buenos Aires, donde se vinculó con Beatriz Sarlo, Carlos Altamirano, Ricardo Piglia, Susana Zanetti y otras figuras del ámbito intelectual porteño. Colaboró en la revista Punto de Vista desde su fundación en 1978 hasta 2004. Con la normalización de las universidades nacionales a comienzos de 1984, volvió a enseñar en la Facultad de Humanidades y Artes de Rosario y dictó clases en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, en la cual, de 1987 a 2005, permaneció al frente de la cátedra Literatura del Siglo XIX. Publicó en 1986 “El lugar de Saer”, el primer estudio sistemático sobre la obra del autor santafesino. En 1990 obtuvo el cargo de Investigadora Independiente del Consejo de Investigaciones de la UNR con el proyecto “El campo literario en la década del treinta”, cuyos avances parciales se fueron publicando en revistas académicas y volúmenes colectivos. En 2002 compiló y prologó El imperio realista, volumen VI de la Historia crítica de la literatura argentina dirigida por Noé Jitrik. Fue profesora titular de Literatura Europea II en la UNR de 2002 a 2012. Publicó Nacionalismo y cosmopolitismo en la literatura argentina (Editorial Municipal de Rosario, 2013) y El lugar de Saer. Sobre una poética de la narración (1969-2014) (Espacio Santafesino y Editorial Municipal de Rosario, 2017).
Hizo la primaria en una escuela pública provincial y la secundaria en el Superior de Comercio. Entre 1957 y 1963 cursó la carrera de Letras en la entonces llamada Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias del Hombre de la Universidad Nacional del Litoral, donde se relacionó con figuras del ámbito universitario como Tulio Halperín Donghi, David Viñas, Adolfo Prieto, Ramón Alcalde y, entre los graduados y estudiantes, Gladys Onega, Laura Milano, Josefina Ludmer y Norma Desinano. Al mismo tiempo, frecuentó los bares en los que se reunían habitualmente escritores y artistas como Aldo Oliva, Daniel Wagner, Noemí Ulla, Rafael Ielpi, Jorge Conti, Rubén Sevlever, Carlos E. Saltzmann, Aldo Beccari, Luis Ortolani, Juan José Saer y Juan Pablo Renzi, con quien se casó en 1967. Entre 1964 y 1966 ocupó diferentes cargos docentes en la Facultad de Filosofía y Letras, a los que renunció tras la intervención de las universidades después del golpe militar de Onganía. A partir de entonces comenzó a trabajar en la docencia media y terciaria en escuelas de Rosario, Villa Constitución y San Nicolás. De 1966 datan sus primeras colaboraciones en la revista rosarina Setecientosmonos. Vinculada a la vanguardia estética y política de la época, en 1968 participó de Tucumán Arde, de cuyo manifiesto fue coautora con Nicolás Rosa. En 1975, junto a otros profesores universitarios, fue amenazada de muerte por la Triple A, por lo cual se trasladó a Buenos Aires, donde se vinculó con Beatriz Sarlo, Carlos Altamirano, Ricardo Piglia, Susana Zanetti y otras figuras del ámbito intelectual porteño. Colaboró en la revista Punto de Vista desde su fundación en 1978 hasta 2004. Con la normalización de las universidades nacionales a comienzos de 1984, volvió a enseñar en la Facultad de Humanidades y Artes de Rosario y dictó clases en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, en la cual, de 1987 a 2005, permaneció al frente de la cátedra Literatura del Siglo XIX. Publicó en 1986 “El lugar de Saer”, el primer estudio sistemático sobre la obra del autor santafesino. En 1990 obtuvo el cargo de Investigadora Independiente del Consejo de Investigaciones de la UNR con el proyecto “El campo literario en la década del treinta”, cuyos avances parciales se fueron publicando en revistas académicas y volúmenes colectivos. En 2002 compiló y prologó El imperio realista, volumen VI de la Historia crítica de la literatura argentina dirigida por Noé Jitrik. Fue profesora titular de Literatura Europea II en la UNR de 2002 a 2012. Publicó Nacionalismo y cosmopolitismo en la literatura argentina (Editorial Municipal de Rosario, 2013) y El lugar de Saer. Sobre una poética de la narración (1969-2014) (Espacio Santafesino y Editorial Municipal de Rosario, 2017). Prensa

$250 / 24x18 / 140p / /
ISBN: 978-987-3962-08-0Ensayo
$350 / 23.5 x 17 / 400p / Ilustración 300gr / Boockcel 80gr
ISBN: 978-987-1912-09-4Ensayo Comprar